sábado, 23 de febrero de 2013

De cómo acabar con el hambre en el mundo

En estos tiempos de extrema corrupción política, donde unos pocos se enriquecen a costa de los demás, os dejo con un mini-relato que he encontrado por Internet y en el que se halla una solución bastante sencilla, económica (recordemos que hay que ahorrar, que estamos en crisis) y práctica para acabar con la miseria en la que nos están sumiendo los que nos gobiernan y los que aspiran a ello. Aunque quizá sea un tanto drástica. Juzgad vosotros mismos.

Oíd qué rápida solución halló Poro, rey de los persas. 

"Donde un pobre muera de hambre dentro de nuestros muros, tomaré por cada pobre un rico. Y en la prisión, también él morirá de hambre". 


Nadie murió de hambre en aquel país. Y los ricos no tuvieron que pasar hambre con los pobres, sino repartir algo de su abundancia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada