viernes, 10 de octubre de 2014

¡Apasiónate!

Todo comenzó en cuanto terminé el máster y empecé a dejar currículums en varios colegios de la zona. Tenía una ilusión tremenda por que empezara el curso y poder ejercer por fin la docencia más allá de las clases particulares.

Quería prepararme unidades didácticas, hacer una programación, buscar información fuera del currículo y vídeos para motivar a mis alumnos...Pero el hecho es que ninguna llamada llegó. No voy a negar que durante unos días anduve desalentado, pero enseguida puse en marcha el plan B: valenciano e inglés. Qué socorridos son los idiomas. 

En fin, el caso es que tampoco podía esperar encontrarme con trabajo recién salido del horno. Todo tiene que madurar y llegar a su debido tiempo. Todo lo que he vivido desde entonces: la desilusión del principio y el ánimo de después, me ha hecho crecer. Además, ya que me ponía a estudiar inglés y valenciano, no iba a hacerlo con medias tintas.

Y en esas estoy. Asimilando cómo es posible que algo que tampoco me llamaba mucho la atención (estudiar valenciano), se ha convertido ahora en mi motor intelectual. Que el inglés también, ojo, pero en lo que más pasión estoy poniendo es en el valenciano. ¿Por qué? No lo sé, pero debe ser algún tipo de mecanismo de mi cerebro, que quizá para "protegerse" de la decepción o quizá para no ser un infeliz por hacer algo que no me llena, me ha hecho apasionarme con algo que tengo que hacer por narices.

¿Y sabéis qué? He descubierto que soy feliz mientras estudio valenciano. Así que bendito artificio mental. No sé cómo se pone en marcha, pero creo que todos debemos tener un botoncito. Así que buscadlo, pulsadlo y ya sabéis: APASIONAOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada