viernes, 21 de noviembre de 2014

Querido amigo,

Te quiero.

¿Para qué más si esto es exactamente lo que quiero decir? A veces nos perdemos adornando el discurso, cuando con un mensaje mucho más sencillo y directo podemos decirlo todo.


Gracias por tantas cosas vividas juntos, y por las que nos quedan.

Lo dicho: ¡te quiero!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada