viernes, 11 de enero de 2013

El secreto de la felicidad




"Mi mano...Mi mano derecha...ha escrito muchos poemas que yo compongo. Y mi mano izquierda no ha escrito ningún poema, pero mi mano derecha no piensa: "Mano izquierda, tú no sirves para nada". Mi mano derecha no tiene ningún complejo de superioridad, y por eso es muy feliz. Y mi mano izquierda no tiene ningún complejo de inferioridad. Por lo tanto, en mis manos existe un tipo de sabiduría conocida como sabiduría de no-discriminación.

Recuerdo que un día estaba golpeando un clavo. Mi mano derecha no estaba muy firme y en lugar de darle al clavo me golpeé un dedo. Dejé el martillo para que la mano derecha cuidara de mi mano izquierda con mucho cariño. Como cuidándose a sí misma. Sin embargo, no le dice: "Mano izquierda, sabes que yo, la mano derecha, he cuidado de ti, tienes que recordarlo y debes devolverme ese favor en el futuro.

¡Ellas no piensan así! Y mi mano izquierda no le dice “Mano derecha, me has hecho mucho daño, ¡dame el martillo! ¡quiero justicia! Porque ambas saben que están unidas y son iguales."


Thich Nhat Hanh


Sin rencores ni complejos, es muy fácil ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada